lundi 21 novembre 2011

Mayoría absoluta

Bueno pues ya está ¿no? La “derecha de toda la vida” gobierna con mayoría absoluta y todo arreglado.
Pues nada, a esperar y confiar. Seamos positivos, miremos el futuro con confianza, bla, bla, bla.
No está de más, por si acaso, descargarse el programa electoral del PP antes de que lo quiten de su web, que igual no lo quitan oiga usted, pero nunca se sabe. No se preocupen que yo ya lo he hecho.En general es bastante ambiguo y poco preciso, por lo que será difícil presentar reclamaciones, pero tiene algún detalle que otro susceptible de una sencilla comprobación de cumplimiento.

De entrada me gustaría centrarme en lo fundamental:
  • “La maternidad debe estar protegida y apoyada. Promoveremos una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas, especialmente a las que se encuentran en situaciones de dificultad. Impulsaremos redes de apoyo a la maternidad. Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores.”
Por supuesto que no habla de abolición estricta y absoluta de cualquier ley que permita, en la circunstancia que sea, el abominable crimen de matar a un ser humano en el vientre de su propia madre, que sería lo normal en una sociedad civilizada y que es ineludible para un católico, pero aún así conviene estar atentos a las medidas descritas en su programa, si es que finalmente llega a promoverse alguna.
Reforzar la protección del derecho a la vida” es una frase que me produce bastante repugnancia, por su tibieza y ambigüedad. El derecho a la vida, en especial el derecho a la vida del ser humano más vulnerable que existe, hay que defenderlo a ultranza, sin fisuras ni condiciones, no “reforzar su protección”. Atentos a los “movimientos pro-vida” ahora que gobiernan “los nuestros”.
Ardo en deseos de leer, letra pequeña incluida, los pormenores de esa “ley de protección de la maternidad” y el nuevo “modelo de regulación sobre el aborto”.
Finalmente les traigo otros fragmentos interesantes, aunque hay más, referentes al elemento fundamental de la sociedad, la familia:
  • “Prestaremos una especial protección a los no nacidos y a la infancia. Proporcionaremos también una atención específica a las mujeres durante su embarazo y en el cuidado de sus hijos menores.”
  • “Aprobaremos un plan integral de apoyo a las familias, dirigido fundamentalmente a promover las medidas que faciliten la compatibilización de la vida profesional y familiar.”
  • Elevaremos los mínimos familiares en el IRPF adaptándolos mejor a las circunstancias de los contribuyentes, especialmente en relación con las familias numerosas.”
Yo soy padre de una familia numerosa, y mi santa esposa se ve obligada a simultanear sus sagradas tareas como madre y esposa, que desempeña de un modo que cabría calificar de milagroso, con una actividad económica remunerada fuera del hogar, ya que aquí el Marqués de Montauran, aparte del título, que además es imaginario, no dispone de fortuna digna de mención.
Así que los apoyos a las familias en general y a las numerosas en particular, ya se los iré contando. Y no tolero excusas, que si tienen mayoría absoluta pueden hacer lo que les venga en gana, ¿no?
Enregistrer un commentaire