lundi 31 mai 2010

La triple donación del Reino

Esta mañana, al leer en el periódico que la ministra de defensa del infame gobierno de lo que otrora fue el Católico Reino de España, ha tenido la desfachatez de prohibir los honores militares a Jesucristo durante la celebración del Corpus Christi en Toledo, me he acordado de este episodio fundamental de la historia de Francia.

Fue Santa Juana de Arco la que, dirigiéndose a Carlos VII, le dijo: «Gentil Rey, antes de descender al ataúd, quisiera tener vuestro palacio y vuestro Reino».

«Oh, Juana», respondió el monarca, «mi palacio y mi Reino son tuyos».

En ese momento, Santa Juana de Arco se dirigió al notario del Reino: «Notario, anotad, el 21 de junio a las 4 horas de la tarde, en el año de Jesucristo de 1429, el rey Carlos VII dona su reino a Juana». (Primera donación).

«Escribid también», continuó, «Juana dona a su vez Francia a Jesucristo» (Segunda donación).

«Señores nuestros», dijo a continuación con voz potente, «ahora es el mismo Jesucristo quien habla, YO, SEÑOR ETERNO, SE LA DOY AL REY CARLOS» (Tercera donación).

De este modo, por un acto oficial, solemne, público, auténtico y revestido de todas las formalidades legales de un contrato, se renovó el pacto de Clovis antes de la batalla de Tolbiac y el de su bautismo en Reims, la alianza de Jesucristo y la monarquía.

De aquí la mejor definición jamás hecha de la institución monárquica, que en francés reza:

VIVE LE CHRIST, QUI EST ROI DE FRANCE!
VIVE LE ROI DE FRANCE, QUI EST LIEUTENANT DU CHRIST!

El 21 de junio se celebra la Fiesta Nacional de la Francia Católica, en conmemoración de estos hechos.

El Reino será victorioso y próspero mientras sea fiel a la fe romana, pero será duramente castigado todas las veces que sea infiel a su vocación” Saint Remi, Navidad de 496.

PS: Creo que voy a retomar el tema de la misión divina de la monarquía. Puesto que los enemigos del hombre y la Cristiandad no cejan en sus ataques, es necesario que no olvidemos nuestra misión y quién nos guía.
Enregistrer un commentaire